Saltar al contenido

7 hábitos en la mañana para tener energía y ser más productivo

7 hábitos en la mañana para tener energía y ser más productivo
4.8 (95%) 4 votes

Levantarse con buen ánimo es una de las principales estrategias para que tu día marche de forma positiva, preparar una rutina de mañana es esencial para ser súper productivo durante todo el día.

Para nadie es un secreto que cuando suena el despertador parece que nos hundimos en las ganas de soñar todavía más, acurrucarnos entre las sábanas y olvidarnos de absolutamente todo, ¿te suena esta historia?

No te culpo, también me pasaba hasta que ideé mi plan perfecto.

🙏 Pasé de ser la reina de la procrastinación a conseguir todas mis metas a corto y largo plazo.

La realidad es que estamos en un mundo tan agobiante que la simple idea de pensar en lo que nos espera al salir de la puerta, ya nos produce desgana.

¡Stop a eso! Porque la buena noticia es que existen hábitos mañaneros para comenzar el día y continuarlo con muy buen pie.

procrastinación
Olvídate de planificar y no llegar a tus metas, ¡consíguelas!

¿Pero, y qué es la productividad?

La productividad es una relación que se establece entre tres elementos: tiempo, recursos y tareas.

Esto hace referencia a la cantidad de objetivos que podemos cumplir utilizando ciertos recursos y un determinado período de tiempo.

Para que la productividad sea positiva, la relación entre de metas logradas debe ser directamente proporcional a lo que hayamos invertido. Y esta, además, puede ser en el ámbito laboral, personal o estudiantes.

No solo la productividad laboral es esencial, también la productividad deportiva o la personal son enriquecedoras e importantes en el día a día.

En caso contrario, seremos catalogados como improductivos.

💡 El secreto para alcanzar altos niveles de productividad está enfocado en un momento específico del día: la mañana.

Y no es un asunto que nos estemos inventando aquí, es un conocimiento que ha recorrido la redacción de muchos libros dedicados a esta materia.

aumentar productividad laboral
¡Convierte el tiempo en tu mejor amigo!

En general no hace falta tener súper poderes, lo que hace falta es saber cómo aumentar la productividad en el trabajo en base a los buenos hábitos.

De hecho, es básico que sepas que cuando apenas nos levantamos de la cama nuestro cerebro se encuentra en una emisión muy baja de ondas.

Esto quiere decir que podemos tener un acceso mucho más fácil al subconsciente.

Y, si profundizamos este conocimiento aún más, llegamos a la conclusión de que lo que hagamos como positivo, se fijará a nuestro subconsciente.

En pocas palabras, se volverá parte de nuestro propio grupo de porristas o animadoras para darnos ánimo durante el resto del día y ayudarnos a conseguir nuestros objetivos.

7 Hábitos mañaneros para tu rutina

Cuando hablamos de hábitos mañaneros a lo primero que hace falta hacer mención es a que no se trata de asuntos del más allá.

Son actividades razonables, fáciles de cumplir, que practican miles de personas exitosas a diario en su rutina de mañana y que desde ya podemos empezar a implementarlas.

Así que lo primero que te pediremos es que te quites de la mente la idea de que será complicado o difícil y más bien recibas todo con el mejor ánimo posible.

Positividad atrae más positividad, ¿lo has escuchado alguna vez? la famosa ley de atracción ¡es hora de aplicársela!

conseguir objetivos
Metas y Objetivos = Recursos + Tiempo empleado

Recuerda que tenemos una misión, después de haber definido qué es la productividad, y es llegar a lograr esa relación positiva de elementos (metas  = recursos + tiempo).

Así que, ¡vamos a ello!

1. Dormir

Sí, aunque parezca algo alocado, el primer hábito que debemos practicar en la rutina de mañana empieza desde el día anterior y está enfocado en haber disfrutado de una reconfortante noche de sueño.

El descanso es indispensable para que el organismo pueda recuperar energías y enfrentar el próximo día.

Por ende, si no duermes como mínimo unas 7 horas, tu productividad no será nunca tan buena como tus estadísticas desearían.

De nada sirve dormir 4 horas para disponer de más tiempo para trabajar, si ese tiempo que trabajamos no rendimos al 100 %. Descansa y verás como tu trabajo se multiplica sin darte cuenta.

2. Ejercitarse

Poner en movimiento los músculos del cuerpo desde bien temprano estimula la producción de hormonas que generan bienestar, además de activarnos físicamente, aportando más energía ya que segregamos seretonina (entre otras muchas sustancias) durante la actividad física.

personas-exitosas
Cuando hacemos ejercicio producimos sustancias que generan bienestar.

La idea es aplicar algunos ejercicios sencillos, según las condiciones de cada quien.

Incluso el yoga se ha determinado que es una excelente herramienta para poner a tono el cuerpo en las mañanas, además que promueve la paz mental, lo que se toma como una buena base para responder a la duda de cómo se más productivo.

3. Escuchar música alegre

Tomar una ducha o preparar el desayuno con música alegre hace que la energía y el buen ánimo se destaquen aún más, sobre todo si te animas a bailar también.

De hecho, si a esto le sumamos algún video motivacional que nos guste, los efectos son mucho mayores y perdurables en el tiempo.

4. Agradecer

Si dentro de tus rutinas mañaneras te tomas un par de minutos para agradecer por todo lo que tienes, tu percepción hacia lo bueno aumentará.

Es una forma muy útil y personal de quitarle importancia a lo negativo y fortalecerte anímicamente a través de la visualización de todo lo bueno.

5. Desayuna como si fueras de la realeza

A todos nos gusta comer y cuando lo hacemos en base a platos frescos, coloridos y llenos de sabor, la felicidad aumenta mucho.

Pero no es solo eso porque en la buena selección de alimentos se genera el aporte energético que hace falta para enfrentar el día.

organizar rutina de mañana
Combina carbohidratos y proteinas.

Un plato de frutas variadas con gachas de avena o un sándwich con jugo de naranja natural puede ser exactamente lo que necesitas.

6. Planifica todo tu día

Cuando hablamos de planificar el día generalmente se enfoca todo a lo que haremos en el trabajo.

En este caso, sin embargo, la idea es incluir también las actividades de esparcimiento que tendremos, como ese almuerzo con amigos o la ida al cine más tarde.

Lo principal es que te ayudes de una agenda donde apuntes todo lo que debes hacer en tu día a día, en este otro post te contamos como organizarte correctamente.

💡 Si eres usual en nuestra sección de blog de la web, sabrás que nuestra agenda preferida es la agenda de la productividad, aunque puedes visitar todas nuestras reseñas para decidirte por cualquier otra, te dejo con el post con las mejores agendas para el 2019/20.

Planificador de productividad, de LUX,...
  • Organización con el planificador de productividad LUX: El planificador de la vida de tamaño A5, sin fechas, tiene un enfoque científico para...
  • Características: Tapa dura de piel sintética; instrucciones de cómo sacar el mejor del LUX (idioma español no garantizado); correa elástica para...
  • Define objetivos inteligentes y con herramientas de tiempo, finanzas y gestión que han demostrado aumentar la productividad y la eficacia. Reconoce y...

¿Por qué? Pues porque eso motivará tus sentidos y te ayudará a pensar que apenas termines esas tareas que no te gustan tanto, irás a las que de verdad te motivan.

Además, te ayuda a que a cada aspecto le brindes el tiempo que sea necesario y te enfoques en cumplir con lo que debes hacer, sin procrastinar.

Dedica 5 minutos de tu rutina de mañana a planificar todo el día, a la noche revisa si cumpliste todas las tareas y anota aquellas que debas realizar en la siguiente jornada.

7. Haz la cama

¿Sales de casa sin hacer la cama? Gran error. El tender la cama, por más que parezca una actividad muy sencilla, es el botón que te impulsa a cumplir metas muy pequeñas en el día.

Es un mensaje intrínseco que te dice: “Ey, muy bien, has hecho tu primera actividad del día”.

Y, lo mejor, es que cuando llegues cansado en la noche, podrás tirarte de lleno sin pérdidas de tiempo.

Como ves, no es cuestión de dificultad sino más bien de voluntad. Puede que se te haga complicado hacerlas todas de una vez, pero creando hábitos la situación mejorará mucho en poco tiempo.

Practica con la que veas más fácil primero y después de una o dos semanas integra otro hábito y así ve trabajándolos progresivamente.

¡A por todas con esta rutina de mañana!