Saltar al contenido

Cómo organizar el escritorio para estudiar y ser más productivo

¿Ha pasado un ciclón por tu escritorio y parece que no rindes como antes? No eres la única persona con ese problema, a muchos nos cuesta tener que organizar escritorio y mantenerlo así día tras día.

Y ese es un grave problema porque nos afecta a nivel de concentración, reduciendo de manera alarmante nuestra capacidad de ser productivos.

Publicidad

Pero esto tiene solución.

Al aprender a organizarse abrimos las puertas a un día a día de mucho mayor provecho.

técnicas de organización
Lapiceros, colgadores, cajones o estantes para ayudarte a organizar todo el material necesario para estudiar o trabajar.

Y la realidad es que no tenemos que inventarnos nada por nosotros mismos pues existen técnicas de organización comprobadas.

Lo primero siempre será hacer un cambio a nivel psicológico, a sabiendas de que si mantenemos todo en orden, el tiempo dedicado a limpiar se reduce en buena medida.

Buen plan ¿o no?

Esto lo que busca es que seamos capaces de mantener el orden un día detrás de otro y no pensando en los 7 días de la semana o los 30 del mes.

Veamos algunos trucos.

Un espacio para cada cosa

Para iniciar el proceso de ordenar un escritorio de oficina o de estudio, será necesario establecer el lugar que ocupará cada uno de los implementos utilizados allí.

Como es lógico, esta fase de trabajo se deberá ajustar a las necesidades individuales de cada quien y la comodidad que sientan con la distribución.

Por ejemplo, las personas diestras utilizarán el contenedor de bolígrafos o lapicero en el lado derecho, mientras que a los zurdos le irá mejor tenerlo a la izquierda.

Además, habrá que disponer de un espacio suficiente para que el ordenador se pueda utilizar sin problemas.

aprender a organizarse
Añade plantas, ayudan a crear calma y aumentar la productividad.

Muchos especialistas recomiendan tener al menos una planta de mediano tamaño sobre el escritorio o, en su defecto, al lado de él, ya que ayuda a la productividad.

También es útil complementar el entorno con alguna foto de seres queridos que alivianen el estrés que genera estudiar o trabajar.

Solo es necesario dejar a mano los elementos que utilizamos con mayor frecuencia.

En mi caso es la agenda y el libro que estoy leyendo de turno, pero tú puedes tener tantos como necesites.

Organizar el escritorio cada día

Ahora bien, después que lo anterior está listo viene el proceso que quizás sea más complejo y es mantener el equilibrio que ya hemos conseguido.

Lograr con éxito esto es lo que permitirá ser más productivo a lo largo del día y de forma continua.

Entonces vamos a establecerlo como un proceso que seguramente te servirá tanto como a mí:

  • Papeles: estos parecen reproducirse por minuto así que no hay que darles oportunidad de sumir nuestro orden inicial en caos. Para controlarlos lo aconsejable es revisar 2 veces a la semana lo que se tiene y archivar lo que sirva. Lo que no, irá directo al bote de la basura. Desde las facturas a tus apuntes, revisa todo.
  • Trabajar en torno a lo digital: si los asuntos se pueden tratar de forma digital mejor, así evitarás gastos de papel y tinta. Las carpetas compartidas que ofrecen servicios como Google Drive mejoran la organización de forma increíble.

Reorganizar a diario

Cuando ya tienes el orden inicial, este funcionará como una hoja de ruta para tener todo al día, cada día.

Entonces, para no perder de vista el objetivo, lo mejor será irse a la cama dejando el escritorio tal y como el primer día.

Si no te ha tocado la revisión de documentos ese día, agrúpalos todos dentro de una carpeta o bandeja para el día que corresponda.

Todos los bolis, colores, marcadores y demás tipos de plumas, colócalos dentro del bote respectivo.

En amazon se pueden comprar diferentes tipos de organizadores de escritorio, desde para el material de dibujo como para documentos o libros. También coladores, estantes o murales de inspiración.

Es una buena opción a precios muy baratos que nos ayuda a mantener el escritorio organizado cada día de manera fácil, y sobre todo, rápida.

Evita dejar las notas autoadhesivas regadas por ahí, mejor utilízalas en espacios determinados como para recordar algo sobre un documento respectivo.

Del resto, aprovecha llevar las notas de forma digital.

Ser más productivos es una demanda personal que todos debemos hacernos si deseamos disfrutar de más tiempo libre.

Recuerdo que me pasaba horas y horas enfrascada en una sola tarea porque no conseguía determinado papel que tenía que consultar para una prueba.

Entonces, sí tiene una influencia capital lograr que el escritorio sea funcional, siempre ajustado a tus intereses, pero privando el mayor: tu productividad.

¿Te parece si empiezas a aplicar todo esto y me cuentas qué tal te ha ido organizar el escritorio? Estaré encantada de leerte.

Otros post recomendados: